iPhone 7 vs iPhone 8 - Comparativa

Comparativa iPhone 7 vs 8 ¿Cuál es la diferencia entre iPhone 7 y iPhone 8?

¿Te estás planteando la compra de un iPhone y no necesitas que sea el último modelo? Una de las ventajas de los iPhone frente a terminales de otras marcas es que el paso del tiempo no les afecta de la misma manera.

Sí, es cierto que cada año Apple lanza al mercado una nueva generación que actualiza el hardware y el diseño, pero los modelos anteriores todavía siguen muy vivos. Los iPhone reciben actualizaciones de software durante, mínimo, 4-5 años y durante este tiempo serán perfectamente usables.

Terminales como el iPhone 7 o el iPhone 8 pueden ser opciones muy lógicas si no necesitas lo último. Con ellos conseguirás buen rendimiento y un precio más económico que el del modelo más reciente. Además, en Forall Phones puedes encontrar ambos modelos reacondicionados y con garantía a un precio todavía más atractivo.

¿Te gustaría conocer las similitudes y las diferencias entre ambos dispositivos? Aquí tienes una comparativa de las principales características del iPhone 7 y iPhone 8.

Diseño y materiales

Ambos dispositivos comparten una línea de diseño muy similar, prácticamente indistinguible en la parte frontal, aunque en la parte posterior sí encontramos diferencias al tener el iPhone 8 un acabado de cristal que no tiene el 7.

En cuanto a materiales ambos dispositivos están fabricados con un cuerpo unibody de aluminio.

En el apartado de colores, el iPhone 7 gana, estando disponible en: negro, plata, oro, oro rosa y negro mate. El iPhone 8, por su parte, está disponible en oro, plata y gris espacial.

Pantalla

La pantalla es uno de los componentes más importante de los smartphones actuales. Además de la función habitual de una pantalla (visualizar contenidos), en el caso de los smartphones es con la que interactuamos con el dispositivo.

En este apartado no hay grandes diferencias entre las pantallas del iPhone 7 y el iPhone 8. Ambos cuentan con una pantalla LCD de 4,7 pulgadas con una resolución de 750 x 1334 píxeles y una densidad de 326 píxeles por pulgada.

Procesador y RAM

En este apartado sí hay diferencias, aunque realmente apenas se notarán; al menos hasta dentro de algunos años.

El iPhone 7 viene equipado con el procesador A10 Fusion y el segundo con el A11 Bionic. Ambos procesadores son potentes y eficientes, aunque como es lógico el chip del modelo más reciente es un poco más potente y, según Apple, más eficiente.

A efectos prácticos del día a día esto se traduce en una mejor gestión de la autonomía del dispositivo y en mayor agilidad a la hora de ejecutar apps y juegos.

En la actualidad ambos dispositivos se comportan muy bien con prácticamente cualquier aplicación de la App Store, pero seguramente en un par de años el iPhone 8 tendrá un mejor desempeño; al fin y al cabo es “un año más joven”.

En el apartado de memoria RAM ambos equipos montan exactamente la misma cantidad: 2 GB.

Capacidad de almacenamiento

En este punto también hay diferencias entre ambos modelos. Con la llegada del iPhone 8 Apple decidió cambiar las capacidades de almacenamiento a solo dos opciones: 64 y 256 GB.

En el caso del iPhone 7 las opciones son tres: 32, 128 y 256 GB.

Depende mucho del uso que hagas de tu terminal necesitarás más o menos capacidad. Si eres una persona a la que no le gusta utilizar la nube o servicios de streaming te recomendamos que optes por la mayor capacidad posible, mientras que si tiras de este tipo de servicios y siempre trabajas online uno de menor capacidad será suficiente.

Recuerda que iOS y todas las apps/juegos que instales ocupan espacio de almacenamiento, por lo que solo podrás utilizar para fotos, vídeos y otros archivos el espacio restante.

Si me preguntas, yo te recomendaría como mínimo optar por 64 GB.

Cámaras

En el apartado de cámaras solo podemos destacar un cambio y es que el iPhone 8 incluye estabilizador óptico, algo que en el caso del iPhone 7 está limitado exclusivamente al modelo Plus.

El resto de características principales son idénticas. Cámara trasera de 12 megapíxeles con una apertura máxima de f/1.8 y cámara frontal de 7 megapíxeles con apertura máxima de f/2.2.

Dimensiones y peso

Aunque el diseño de ambos terminales es prácticamente igual, si hay una pequeña diferencia en cuanto a peso y dimensiones totales del dispositivo.

El iPhone 7 pesa 138 gramos y tiene unas medidas de 138,3 x 67,1 x 7,1 mm, mientras que el iPhone 8 pesa 148 gramos y mide 138,4 x 67,3 x 7,3 mm. Una diferencia mínima en cuanto a dimensiones, pero sí notable en cuanto a peso (10 gramos, que se deben principalmente al estabilizador óptico de la cámara y al acabado de cristal de la parte trasera).

Ahora ya tienes un poco más claras las diferencias entre ambos dispositivos y seguro que puedes tomar una mejor decisión a la hora de comprar tu nuevo terminal. Recuerda que en Forall Phones puedes encontrar ambos modelos reacondicionados al mejor precio y con garantía por cualquier cosa que pudiera fallar.

Previous article Cómo quitar la reproducción automática de vídeos en las apps de Facebook e Instagram para iPhone
Next article Móviles reacondicionados: ¿Dónde comprar iPhone reacondicionados?

Leave a comment

* Required fields